sábado, 2 de enero de 2016

EL DESAFIO (The Walk) – Una película de Vértigo



Del director Robert Zemeckis, el mismo tio que nos transporto al futuro (a dia de hoy ya pasado, ya que la fecha futura de la película de 1985 fue el pasado 21 de Octubre de 2015), y que en cuya filmografía, a parte de la saga de ‘Regreso al futuro’, cuenta con títulos tan estimables como ‘Forrest Gump’, ‘Contact’, ‘Lo que la verdad esconde’, ‘Náufrago’,  ‘Beowulf’ o mi favorita ‘¿Quién engañó a Roger Rabbit?’, nos transporta a una aventura que ocurrió en la cima de las tristemente desaparecidas torres gemelas.

La historia de 'El desafio (The Walk)', cuyo titulo en inglés traducido al castellano sería como 'El paseo', nos narra la peripecia que vivió Philippe Petit el 6 de Agosto de 1974, al cruzar sobre una cuerda en lo alto de las torres gemelas, una idea que ya de por si produce dolor de estomago, y más si eres de los que sufres de vértigo como yo.
Si pensáis que las dos horas de metraje es simplemente ver cómo Philippe pasa sobre la cuerda estáis muy equivocados, ya que Zemeckis aprovecha para narrar la historia de este arrogante artista, que ya ha contado sus peripecias en más de 10 libros, siendo sus memorias 'Alcanzar las nubes' en la que se basa la película.


Philippe Petit (derecha en la foto) dice que no conoce el miedo, y es que este francés de 66 años ha conseguido lo imposible, aún viendo la película y el oscarido documental del 2008 'Man on the wire' en el que se muestran imágenes verdaderas sobre el hecho, me sigue pareciendo un sueño imposible. Pero este intrépido hombre lo consiguió sin pestañear, consiguiendo así protagonizar el llamado crimen artístico del siglo. 
Si Philippe dice que no tiene miedo es que no lo tiene, queriendo incluso protagonizar la película, pero no pudo ser, incluso se le nego su petición de ser un simple cameo, algo que no hubiera estado nada mal, siendo el actor Joseph Gordon-Levitt (izquierda en la foto) el encargado de dar vida a sus aventuras guiado por su mentor Papa Rudy (Ben Kingsley).

Philippe Petit no guarda rencor por no aparecer en la película, y alaba el trabajo realizado por el director, así como el de Gordon-Levitt, con los que recorre el planeta para promocionar la película, aunque reconoce que no está de acuerdo en la parte en el que intentan humanizarle, y desmiente que realmente sus pies no sangraron al pasar sobre la cuerda, o que sufriese un pequeño traspiés antes de iniciar el paseo por las alturas. Aún así está más que satisfecho con el resultado, sobre todo en la <<alegria de vivir>> que transmite el film, y como podemos ver en las fotografías, la recreación del escenario es perfecta, es cómo si estuviéramos realmente en lo alto de las torres gemelas. 

Recomiendo ver la película en un logrado 3D, ya que la sensación de vértigo es impactante, hinque las uñas en la butaca unas cuantas veces, e hice el movimiento de esquivar cuando ciertos elementos son arrojados contra la pantalla sin previo aviso. Zemeckis ha logrado un "biopic" altamente satisfactorio, las dos horas que dura se pasan, nunca mejor dicho, volando, y se nota el empeño y el cariño puesto por los implicados para que el público disfrute al máximo de esta experiencia irrepetible. 






←  Siguiente Anterior  → Página principal

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada